Por las 25 horas semanales, sin reducción salarial

IMG-20190917-WA0104El excesivo bombardeo de imágenes que circulan en sociedades re-construidas por iconos aliados con fórmulas artificiales del simulacro ha provocado que los medios de comunicación ya no comuniquen. La lógica de la información ha convertido a la propia comunicación en una herramienta no-comunicante. Los medios de comunicación (in)comunican. En un contexto de saturación de mentes, aparecen noticias en los medios de “comunicación” que refieren una necesaria reducción de la jornada laboral sin reducción del poder adquisitivo de la clase trabajadora como factor de sostenibilidad del propio sistema y ello parece pasar totalmente desapercibido entre los propios/as trabajadores/as. La última información es de fecha 25 de Abril de 2019: La OCDE, el club de los países con economías desarrolladas, cree que muchos de los actuales empleos sí acabarán automatizados… Con el avance de la tecnología y la robotización, España tiene una perspectiva bastante complicada: es uno de los países donde mayor porcentaje de empleos corre el riesgo de ser sustituido por autómatas (El País).

La CNT-AIT es una organización revolucionaria con casi 110 años de historia, la cual tiene unos Principios, Tácticas y Finalidades y, consecuentemente, no pretende sostener al sistema: la CNT-AIT ha demostrado sobradamente que la vida puede funcionar de una manera más justa, igualitaria, ecológica, fraternal y solidaria que la “proporcionada” por el capitalismo. La jornada laboral de la sociedad futura en la que la CNT-AIT tiene una base muy sencilla: de cada cual según sus posibilidades, a cada cual según sus necesidades.

Pero topamos con la actual realidad. La realidad es que vivimos en una sociedad marcada por la profunda desigualdad, donde el 1% de la población mundial acumula más riqueza que el 80% restante. En un estado en el que padecemos el lamentable efecto del paro, producto de una estafa económica derivada de la más execrable especulación. Como consecuencia de ello, hay que sumar que la mecanización e informatización del trabajo está suponiendo más paro y más miseria para muchísimos/as trabajadores/as, en un estado donde se legisla para proteger a la élite económica, que dilapida la vida de la clase trabajadora. Donde la corrupción y el abuso de poder es moneda de cambio.

Ante esta lamentable situación, la CNT-AIT recuerda la hoy olvidada Huelga de la Canadiense, gracias a la cual, la clase trabajadora, organizada por medio de la CNT-AIT, sin importar su procedencia, nacionalidad, o credo político, luchó y ganó la jornada de 8 horas en la industria catalana, las 40 horas semanales. Hito que sirvió de ejemplo para la lucha por su extensión a otras áreas geográficas y centros de producción.

La jornada de 40 horas semanales a principios del S. XX se demostró perfectamente viable. Y hoy día, en pleno S. XXI, con un mayor rendimiento en las llamadas rentas del trabajo, la idea de apostar por las 25 horas semanales no es una utopía, como señalan diversos estudios y realidades, ajenas al anarcosindicalismo. Porque la prohibición de horas extras permitiría la creación inmediata de cientos de miles de puestos de trabajo. Porque la reducción de la edad de jubilación permitiría el acceso al trabajo de cientos de miles de jóvenes. Porque la jornada de 25 horas, sin reducción salarial, permitiría la creación de cientos de miles de puestos de trabajo.

Por todo ello, contra el paro, la precarización y el descenso de la calidad de vida de las trabajadoras y trabajadores, desde CNT-AIT llamamos a que te informes, organices y luches por tus derechos.

¡Por las 25 horas semanales, sin reducción salarial. Por el reparto del trabajo y de la riqueza! ¡Organízate, movilízate y lucha con nosotros y nosotras!

25 horas de Jornada Laboral sin reducción salarial

El capitalismo no está en crisis, es así, El problema no es la falta de riqueza sino la injusta distribución de ésta. Es evidente la incapacidad de los gobiernos de estado para resolver los problemas que afectan a las condiciones de vida de la clase trabajadora. Los gobiernos no son capaces porque están al servicio de la banca, de las grandes fortunas que dominan el mundo, del capitalismo, y es por eso que no podemos esperar nada de sus «políticas» que solo generan miseria.

No hay más capital ni más riqueza que la resultante del trabajo. La riqueza la creamos la clase trabajadora con nuestro esfuerzo tanto físico como intelectual, y siempre somos nosotrxs los que recibimos los palos. Ya está bien!

España tiene más de 3 millones de paradxs, però esta cifra aumentará notablemente con la incorporación de automatismos en los procesos de fabricación industrial. Por otro lado, todas las reformas laborales no han hecho más que generar precariedad. SEAMOS REALISTAS, para que todas podamos trabajar, debemos trabajar menos horas y para poder tener una vida digna y desahogada, debemos cobrar más. Estas propuestas no interesan a las sanguijuelas que viven de nuestro sudor y sufrimiento, que son dueños de las tierras, de las industrias, de los medios de comunicación y controlan los parlamentos. Pero nos interesa a nosotrxs, a ti y a mi que vivimos sometidxs en este régimen criminal y explotador que se llama capitalismo.

Desde CNT-AIT reivindicamos las 25 horas de jornada laboral sin reducción salarial como propuesta realista para acabar con el paro, la pobreza y la exclusión social.

ORGANÍZATE Y LUCHA

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.