[LaMarinaAlta]Oriol Solé Sugranyes, 40 años después

img-20160512-wa0005El Sindicato de CNT-AIT Marina Alta y el CSA La Mistelera organizan conjuntamente en el local del CSA un acto de recuerdo y homenaje donde se presentará el libro “Oriol Solé Sugranyes, 40 anys després”. Será a cargo de Ricard De Vargas Golarons, ex-miembro del MIL y de Txus De La Arena, ex-miembro de ETA y del MIL. El acto será a el miércoles 25 de mayo a las 20 horas en el CSA La Mistelera de La Xara.

Un poco de historia.

El 6 de abril de 1976 la guardia civil española asesinaba a tiros el barcelonés Oriol Solé Sugranyes (1948-1976). Era un activista libertario, miembro del Movimiento Ibérico de Liberación (MIL), como Salvador Puig Antich. Esta organización, activa durante los años setenta, no luchaba sólo contra el franquismo, sino que se inspiraba en movimientos que actuaban contra democracias consolidadas, como los situacionistas franceses. La raíz anticapitalista y revolucionaria iba más allá del antifranquismo. De hecho, Oriol Solé fué detenido en 1973 después de expropiar una sucursal de La Caixa, y fue encarcelado en la prisión de Segovia. Junto con más presos, escapó de él, en una huida en masa, de 29 personas, la mayoría de ETA. Es la famosa Fuga de Segovia, convertida en film por Imanol Uribe. Sin embargo, la guardia civil lo atrapó i lo abatió cuando estaba a punto de cruzar la frontera. Como dice Ricardo de Vargas Golarons, compañero de militancia libertaria, se murió ‘a quinientos metros de la libertad’.

Ahora, pues, hace cuarenta años que Oriol Solé cayó abatido a tiros por la guardia civil. Y precisamente ahora sale a la venta el libro “Oriol Solé Sugranyes. 40 anys després

Oriol Solé Sugranyes. 40 anys després
El libro que se presentará en el CSA La Mistelera, “Oriol Solé Sugranyes. 40 anys després” muestra las mil caras de Oriol Solé Sugranyes. Editado por Descontrol, y coordinado por Ricard de Vargas Golarons, repasa múltiples facetas de Oriol Solé Sugranyes. Desde la niñez a la evolución ideológica que vivió hasta llegar al movimiento libertario, pasando por las cartas que escribió estando en la prisión. El libro reúne los testimonios de 26 personas que lo conocieron o lo estudiaron. Encontramos, por ejemplo, el interesante capítulo de 35 páginas “Oriol Solé y el MIL“, de Sergi Rosés Cordovilla, seguramente el experto más riguroso sobre la organización revolucionaria y libertaria MIL. Pero la mayoría de testimonios son piezas cortas, de tres páginas o cuatro, que ofrecen una visión caleidoscópica de Oriol Solé. Encontramos el emotivo homenaje que le hicieron en 2008 en el lugar donde lo mataron, con una narración del periodista Xavier Montanyà. También hablan amigos de la niñez (Oriol Solà o Dolores Ribot) y de la adolescencia, como Laura Fusté. El presbítero Pedro José Ynaranja y Nemesi Solà recuerdan los años de escuela de Oriol Solé y explican cómo lo veían desde una perspectiva cristiana. Juan Calsapeu Layret recuerda el exilio de Solé en Francia, donde coincidieron con el revolucionario Jean-Marc Rouillan, que habla en uno de los capítulos del libro, así como su hermano, Jordi Solé Sugranyes, el impresor del MIL, que comienza el capítulo así: “Las cárceles y la muerte son conceptos inseparables en el MIL. Salvador / Médico, Oriol / Víctor, Santi / Pequeño, Emili / Pedrals, Jean-Claude / Cricri, se han quedado por el camino. Todas estas muertes han hecho del MIL el grupo antiautoritario a quien se le han dedicado más trabajos, libros, artículos, documentales, películas y difusión mediática, y que hoy todavía hablamos.” Jordi Solé habla de la influencia sobre el MIL de los maquis, Che Guevara, los Tupamaros, los situacionistas del 68 y los obreros anticapitalistas de Barcelona. Hay más aportaciones interesantes. Por ejemplo, las de miembros de ETA, como Jesús de la Arena, que explican su viraje hacia el anarquismo gracias a personas como Santi Soler Amigó o Oriol Solé mismo. También escriben militantes del FAC y se recupera la homilía que Lluís Maria Xirinacs leyó en la parroquia de la Concepción de Barcelona tres días después de su muerte. Documentos del MIL y las cartas que Oriol Solé escribió desde la cárcel completan un libro de 284 páginas.

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en General, Jornadas y actos, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.